Nuevas facilidades para la devolución de prestaciones reclamadas a autónomos por la Seguridad Social

Desde el 1 de julio, una modificación en el Reglamento General de la Seguridad Social facilita a los autónomos la devolución de prestaciones reclamadas, como la incapacidad o el cese de actividad.

Detallamos las novedades y cómo pueden beneficiarse los autónomos.

Ampliación de plazos y reducción de pagos mínimos

La nueva normativa permite a los autónomos devolver prestaciones indebidas en hasta 60 meses (cinco años), con pagos mínimos de 100 euros mensuales. No se aceptarán mensualidades por debajo de esta cifra.

Beneficiarios de la medida

Miles de autónomos podrían beneficiarse de esta modificación, especialmente aquellos que, según sus mutuas o la Seguridad Social, recibieron prestaciones indebidas. Esto incluye situaciones como el cese de actividad durante la pandemia, incapacidades permanentes o el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Nuevas condiciones para la devolución de prestaciones

La posibilidad de devolver en hasta 60 plazos mensuales representa un año adicional al plazo previo. La mensualidad mínima se mantiene en 100 euros, sin opción de reducir esta cantidad.

Requisitos para el pago fraccionado

Los directores de las administraciones de la Seguridad Social tienen la competencia para autorizar y establecer los plazos de pago fraccionado. Los autónomos deben demostrar que su situación económica justifica la imposibilidad de realizar el reintegro en el plazo inicial.

Si se deniega la solicitud de fraccionamiento, la resolución ofrecerá un plazo adicional de 15 días para el pago. Si el plazo original es mayor, se mantendrá la fecha inicialmente establecida.

Es crucial cumplir con los plazos acordados, ya que el impago de una cuota puede llevar a la exigencia de devolución en un solo pago.

Procedimiento para solicitar el fraccionamiento

Al recibir una notificación de reintegro, los autónomos con ingresos insuficientes para devolver la prestación en un solo pago pueden solicitar el fraccionamiento. A partir del 1 de julio, las solicitudes deben seguir estos pasos:

  1. Acceder al enlace de la Seguridad Social.
  2. Identificarse con el sistema Cl@ve Permanente.
  3. Presentar la solicitud de fraccionamiento.
  4. Adjuntar la documentación que acredite la situación económica.

Esta normativa ofrece mayor flexibilidad y alivio económico, facilitando el cumplimiento de las obligaciones sin comprometer la estabilidad financiera de los autónomos. Es recomendable evaluar la situación personal y, en caso de notificación, solicitar el fraccionamiento si es necesario.

Para asesoría en el proceso de solicitud, estamos a tu disposición, asegurando que cumplas con los requisitos y plazos establecidos. Si tienes alguna duda, no dudes en preguntarnos. En Gestoría Quintanilla, nuestra asesoría laboral te ofrecerá la mejor solución.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

noticias

Entradas Relacionadas

¿Errores en la declaración de la Renta? Aquí te explicamos cómo solucionarlos

Nuevas facilidades para la devolución de prestaciones reclamadas a autónomos por la Seguridad Social